POZO CANDIN (el Cabritu o Santa Eulalia)

                                                                                                                                                    

 
Fue profundizado en 1943 por Carbones de Langreo, propiedad de Manuel Suárez García, cuyo sobrenombre de Cabritu dio otro nombre popular al pozo.
 
 
 Con la integración  en  HUNOSA  fue  necesaria la modernización del viejo equipo productivo heredado de las antiguas propietarias y se hizo necesario adaptar las instalaciones del tramo bajo del río Candín provenientes de las empresas carbones de Langreo y de Minas de Langreo y Siero para que funcionaran conjuntamente y pudieran conocer un nuevo impulso minero.
 
 
 Las mejoras se centraron en concentrar la extracción en el antiguo Santa Eulalia (Candín I). Para ello, se sustituyó el antiguo castillete por una moderna torre de extracción que posibilitara el montaje de un skip de extracción mecánica del carbón con carga directa a un sistema de cintas transportadoras.
 
 
 
Esto supuso la pérdida de sentido de la antigua casa de máquinas del pozo, pero no así de la sala de compresores que acogió todos los equipos productivos de Candín y suministra el aire a  Candin I  y   Candin II
   
Anuncios